domingo, 2 de noviembre de 2008

A mi madre

Escribito por Khorne.

Este escrito aunque vaya dirigido a mi madre, perfectamente podria ir dirigido a todas las madres de mundo, por sus entregas incondicional, "... dar mucho...pedir poco..."

- Querida madre, ¿como podría agradecerte todo lo que me has dado?, ¿Como podría compensarte y devolverte tanto amor que he recibido?.
Hoy quiero desde estas líneas, agradecerte todo tu cariño y esfuerzo altruista para sacar tu familia adelante.
En los años 70 nacía en Asturias tras la emigración, tu primer hijo, aquella bolita de carne de 5 kilos y con el parto de la burra, precoz y algo movido en todas sus fases de sus primeros años de vida, dejo de gatear a los 9 meses cansado de ir arrastrado por la vida, un día, la bolita de carne, se puso de pie y salio corriendo, acelerando por el pasillo como alma que lleva el diablo, señal que ya tenia prisa por madurar y prisa por crecer. Cuan equivocado estaba ese pequeño.
Luego, vendría un segundo, que rápidamente tomaba notas del acelerado del mayor, mas sinvergüenza si cabe que el primero, ya despuntaba formas de desparpajo propia de las gentes de sur, como buen Cordobés, era la alegría de la huerta y un niño que prácticamente nunca se le vio mal humorado.
Pero tanta felicidad, se vio truncada, ante la llegada de su tercer hijo, esa maldita triplicidad del cromosoma 21, marco un antes y un después en vuestras vidas...
Dejaste de arreglarte, de salir, de sonreír, veías crecer a los mayores y todos vuestros esfuerzos fueron para empujar al tercero que no seguía el ritmo, en Barcelona nacía en una fría mañana de Septiembre vuestro tercer hijo. Aquel día, vuestras vidas, dio un giro de 180 º, nunca volvisteis a ser los mismos, el pequeño con sus minusvalías hacia las delicias de la familia, rubito cual querubín celestial, tuvo todo tipo de problemas al nacer, y solo la fuerza y las ganas de vivir, hicieron que tras muchas y dolorosas operaciones, un nuevo miembro de la familia formara parte del clan.
Años duros en los que aparatos y medicaciones, hacían que un buenazo de padre, trabajara en dos sitios a la vez, para poder mantener a esos hijos y a su mujer, necesidades y lujos no teniamos, pero nunca nos falto un plato de comida en la mesa, vuestro amor y cariño suplía los balones y juguetes que otros niños tenían y que nosotros nunca tuvimos, tampoco los pedíamos.
Aceptábamos el destino con la mayor de las humildades y entendimos desde bien pequeños, el esfuerzo tan titánico que era el tener un hijo con dificultades. Crecimos siendo una familia feliz, con nuestros apuros económicos, que fueron muchos, aunque no ibamos sobrados de dinero, nunca nos falto un regalo de Reyes, aunque tuvieramos que compartirlo como buenos hermanos, por que no habia un regalo para cada uno, nunca supisteis lo que era compraros un vestido o un traje caro ó ir a cenar a restaurantes, eran tiempos muy difíciles y había que ajustarse mucho el cinturón.
Hoy quiero decirte madre, lo mucho que te quiero, no encuentro las palabras para expresar tanto agradecimiento y lo mucho que os volcais con vuestra nieta. Lo duro que lo hemos pasado con ella cuando pequeña y con su madre, sin vuestro apoyo, no se donde estaría a estas alturas, ya que la vida como sabéis, en ocasiones me/nos ha golpeado fuerte. Siempre os he tenido ahí, con los brazos abiertos, para animarme y consolarme. Dile a Papa que también lo quiero mucho, aunque le de vergüenza estos detalles, os quiere con todos su corazón, vuestro hijo. Franc

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cuéntanos los que quieras

 
Copyright 2009 Proyecto blog. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan