martes, 16 de diciembre de 2008

6 comentarios

Carlos Santana

¿Le apetece a alguien escuchar mis viejas cintas?

13 comentarios

Navidad

No me gusta la Navidad. El consumismo se dispara más que en cualquier fecha 'especial', el gasto municipal se pone por las nubes gracias a los adornos y lucecitas propios de estos días, en los lugares públicos suena una música ñoña llamada Villancicos, y la gente es más falsa de lo habitual. Como diría mi amigo Fran, en esos días nos volvemos más 'abrazables', tenemos que comprar regalos por narices, a veces incluso a personas que no conocemos apenas (caso del amigo invisible), y encima, nieva (grrr).

En Navidad, todo son buenos deseos y promesas, y cuando se acaban las vacaciones, volvemos a lo de siempre. Volvemos al trabajo, volvemos a ser egoístas, volvemos a hacer la puñeta al prójimo, nos olvidamos de los pobres necesitados... en fin, volvemos a ser 'nosotros'.

Ya a mediados de diciembre, (por decir una fecha, porque toda la parafernalia empieza oficialmente el 1 de noviembre), todo lo que nos rodea nos recuerda que llegan fechas de amor y bondad, que hay que disfrutar comiendo, que todo va bien, y que algunos vuelven a casa por Navidad.

¡Qué gran farsa supone esta máscara social que nos imponen! Recuerdo que la Navidad no borra de un plumazo todas las desgracias que ocurren en el mundo, no hace que los que ya no están vuelvan a casa, ni las personas se vuelven buenas de la noche a la mañana.

Quizá este año algunos se olviden de la crisis. O no. Lo que está claro es que no sólo hay que ser bueno en Navidad.

(Ojo al castañazo que se mete el niño que juega con Chucky...)

Logo Sarinha

 
Copyright 2009 Proyecto blog. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan